INFORME ANUAL 2015

 

 

 

 

Diestros, zurdos, cruzados

Aprender a orientarnos en el espacio implica diferenciar: arriba la cabeza y abajo los pies. Pero cuando se trata de derecha-izquierda, tenemos dos manos, dos pies, dos ojos, dos orejas y un lado del cuerpo es igualito al otro.
Entonces, ¿cómo aprendemos a diferenciar derecha e izquierda? Por nuestras habilidades: en qué lado tenemos mayor fuerza, precisión, puntería, equilibrio, coordinación, velocidad.
Para Márquez (2008) la lateralidad se define como el dominio funcional de un lado del cuerpo sobre el otro y se manifiesta en la preferencia de servirnos selectivamente de un miembro determinado (manos, pies, ojos y oídos)... Seguir leyendo

Descarga otros números y suscribete a nuestro boletín semanal electrónico aquí